22 Feb 2021

Ética en los proyectos privados y públicos en Perú

 

 

 

 

 

 

En los proyectos de los sectores público y privado continuamente se toman decisiones las cuales deben tomar en cuenta el respeto, responsabilidad, imparcialidad y honestidad. Es por eso que el el código de ética y conducta profesional del Instituto de Dirección de Proyectos PMI está sustentados por los siguientes valores:

  • Respeto
  • Responsabilidad
  • Imparcialidad
  • Honestidad

Cada uno de estos atributos conllevan unas normas ideales y otras de obligado cumplimiento para el director de proyectos. Si bien, hay principios éticos que van más allá de estos valores, y que deben ser comunes a todo profesional de la Dirección de Proyectos.

A continuación los estándares globales y obligatorios de cada valor son los siguientes:

Respeto

Estándares globales:

  • Tomamos decisiones y emprendemos acciones basadas en los mejores intereses de la sociedad, la
    seguridad pública y el medio ambiente.
  • Sólo aceptamos aquellas asignaciones que son consistentes con nuestros antecedentes, experiencia,
    habilidades y calificaciones.
  • Cumplimos los compromisos que asumimos; hacemos lo que decimos que haremos.
  • Cuando cometemos errores u omisiones, nos hacemos cargo y efectuamos correcciones rápidamente.
  • Protegemos la información patentada o confidencial que se nos haya confiado.
  • Respetamos este código y nos hacemos responsables mutuamente del mismo

Estándares obligatorios

  • Nos informamos acerca de las políticas, normas, regulaciones y leyes que rigen nuestras actividades
    laborales, profesionales y de voluntariado y las defendemos.
  • Informamos acerca de las conductas faltas de ética o ilegales a la dirección apropiada y, de ser necesario,
    a los afectados por dichas conductas.

Responsabilidad

Estándares globales:

  • Nos informamos sobre las normas y costumbres de los demás y evitamos incurrir en conductas que se
    podrían considerar irrespetuosas.
  • Escuchamos los puntos de vista de los demás para tratar de comprenderlos.
  • Nos acercamos directamente a las personas con las que tenemos un conflicto o desacuerdo.
  • Nos comportamos de manera profesional, incluso cuando esto no es correspondido.

Estándares obligatorios:

  • Negociamos de buena fe.
  • No ejercemos el poder de nuestra experiencia o posición para influir en las decisiones o acciones de otros
    con el fin de beneficiarnos personalmente a sus expensas.
  • No actuamos de manera abusiva con los demás.
  • Respetamos los derechos de propiedad de los demás.

Imparcialidad

Estándares globales:

  • Demostramos transparencia en nuestro proceso de toma de decisiones.
  • Reexaminamos constantemente nuestra imparcialidad y objetividad, tomando acciones correctivas según
    resulte apropiado.
  • Permitimos el acceso igualitario a la información a quienes están autorizados a tenerla.
  • Hacemos que las oportunidades estén igualmente disponibles para los candidatos calificados.

Estándares obligatorios:

Situaciones de Conflicto de intereses

  • Revelamos de forma proactiva y completa cualquier conflicto de intereses, real o potencial, a los
    interesados correspondientes.
  • Cuando nos damos cuenta de que tenemos un conflicto de intereses real o potencial, nos abstenemos de participar en el proceso de toma de decisiones o de intentar influir de otro modo en los resultados, a menos que o hasta que: hayamos hecho una revelación completa a los interesados afectados; dispongamos de un plan de mitigación aprobado; y hayamos obtenido el consentimiento de los interesados para proceder.

Favoritismo y discriminación

  • No contratamos ni despedimos, ni recompensamos ni castigamos, ni otorgamos ni negamos contratos
    basados en consideraciones personales, incluyendo, entre otros, favoritismo, nepotismo o soborno.
  • No discriminamos a los demás por causa de género, raza, edad, religión, discapacidad, nacionalidad u
    orientación sexual.
  • Aplicamos las reglas de la organización (empleador, u otro grupo) sin favoritismos ni prejuicios.

 

Honestidad

Estándares globales:

  • Buscamos fervientemente entender la verdad.
  • Somos honestos en nuestras comunicaciones y en nuestra conducta.
  • Proporcionamos información precisa de manera oportuna.
  • Hacemos compromisos y promesas, implícitas o explícitas, de buena fe.
  • Nos esforzamos por crear un ambiente en el que los demás se sientan seguros de decir la verdad.

Estándares obligatorios:

  • No nos involucramos ni toleramos el comportamiento que está diseñado para engañar a otros, incluyendo entre otros, hacer declaraciones engañosas o falsas, declarar medias verdades, proveer información fuera de contexto o retener información que, de ser conocida, haría que nuestras declaraciones resultaran engañosas o incompletas.
  • No nos comportamos de forma deshonesta con la intención de obtener un provecho personal o a expensas
    de otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *